manchas

Lentigos y efélides o “pecas”

Uno de los signos más frecuentes de foto-envejecimiento es la aparición de pequeñas manchas amarillo-parduzcas denominadas lentigos que con el paso del tiempo aumentan en tamaño, número y acentúan su color.

Aparecen en zonas expuestas en cara, cuello, escote, manos y espalda.

Otro caso también posible de tratar son las “pecas” o Efélides que son pequeñas manchitas que aparecen en la niñez y juventud en rostro, sobre el dorso de la nariz, mejilla, en escote y espalda. Se producen principalmente en personas de tez y ojos claros. También se acentúan con la edad y las exposiciones al sol.

En cualquier caso, en la consulta con el médico, después del examen físico y la observación con Lámpara de Wood, se determinará el diagnóstico y los posibles tratamientos a seguir

Start typing and press Enter to search